ajedréz

SEO y sus variables estratégicas

SEO o search engine optimization, es una disciplina que busca a través de desarrollos técnicos y de contenidos potenciar y mejorar constantemente la visibilidad de un sitio web en los resultados de búsquedas orgánicas (no pagas) en diferentes buscadores.

Simplificando el asunto, los motores de búsqueda buscan entregar respuestas útiles a quienes buscan respuestas y en los formatos más convenientes según consumo. 

Al principio los motores de búsqueda se basaban en el número de veces que se repetía una palabra. Al hacer una búsqueda rastreaban qué páginas contenían estas palabras en sus textos. Actualmente los algoritmos son más sofisticados y basan sus índices de “encontrabilidad” y “relevancia” en múltiples variables que van desde el performance del sitio hasta el contenido y la forma en que la marca se relaciona con sus usuarios.

SEO: una evolución constante

SEO es una disciplina que responde a la evolución constante de la forma y tipos de búsquedas de los usuarios. Es parte crucial del mix de marketing, pero, lamentablemente, muy pocos la explotan:

  1. Juega un rol importantísimo en el ciclo de búsqueda y de compra de todo cliente.
  2. Un buen SEO genera eficiencias en el costo de los anuncios para tu marca.
  3. Debe evolucionar constantemente, tal como evolucionan tus clientes y también, los algoritmos de Google.
  4. Es una herramienta fundamental para la competitividad de tu marca vs. la competencia.
  5. Defiende tu posicionamiento de marca, entre otros efectos.

Algunas variables estratégicas:

SEO es sinónimo de orden, tal cual una buena biblioteca organiza temas, categorías, títulos, contenidos, autores, etc. Es necesario ayudar a los motores de búsqueda a entender sobre qué trata cada página y si es o no útil para los usuarios.

Contenidos: deben ser de calidad, únicos y proveer de respuestas para tus usuarios.

Arquitectura del sitio: debe permitir de forma eficiente y ordenar el rastreo del motor de búsqueda.

Indexación: el motor de búsqueda almacena y organiza el contenido encontrado durante el proceso de rastreo. Una vez que una página está indexada, el motor evalúa para definir si se muestra o no en el resultado de consultas relevantes del tipo de contenido.

Ranking: proporciona a las piezas de contenido una posición en el ranking de las que mejor responden a la consulta de un usuario en el buscador, lo que significa que los resultados se ordenan de más a menos relevantes.

Objetivos de una estrategia SEO

  1. Aparecer dentro de las primeras 3 búsquedas.
  2. Apalancar el costo de las búsquedas pagas en eficiencia y efectividad.
  3. Relevancia de tus contenidos.
  4. Ampliar alcance de tu marca, servicios y/o productos, entre otras.

En Google se realizan sobre 70 mil búsquedas por segundo. 6 billones por día. El 45% de los clicks los obtienen las primeras posiciones de resultados de búsqueda y sólo el 6% del total de clicks en Google se obtienen de búsquedas pagas. ¿Qué rol juega SEO?

(fuente: Google Trends 2018)
Scroll to Top