surf

La Necesidad de Flexibilidad en Infraestructura Web

La necesidad de flexibilidad y escalabilidad en infraestructura web es algo que suele dejarse para el final o ni siquiera ser parte de la estrategia del desarrollo de un canal online. Un error que cometemos o por desconocimiento, o por definición de presupuesto o también, por no contar con buenos partners tecnológicos. ¿Cuáles son tus capacidades tecnológicas?

La historia es bastante conocida, sobre todo para los ecommerces y se llama “buscando culpables” para comenzar. Éste es el escenario que vivimos en grandes campañas comerciales como por ejemplo, en Cyber. El resultado: el sitio se cae, genera errores que impactan la experiencia de cliente y por ende un clima gris en los equipos online.

El primer foco de aprendizaje es proyectar cuál es la infraestructura “máxima” que necesitas frente al aumento de demanda del sitio. Pero además, cómo no sobre dotarte y por ende, pagar por más de lo que usas en tiempos tranquilos.

La respuesta es trabajar sobre infraestructuras escalables o flexibles, que te permitan ampliar y luego reducir y de forma eficiente. Un gran desafío…

Eficiencia en costos de infraestructura

¿Qué sucede cuando el sitio web está navegando en aguas tranquilas? Este período, incluso, puede ser el más ineficiente en cuanto a costos, dado que las capacidades suelen estar sobre dimensionadas y sin gestión con foco a la mejor relación precio vs. nivel de servicio.

Las preguntas que debemos hacernos son: ¿Qué tanto gestionamos nuestras capacidades adquiridas? ¿Pagamos por lo que consumimos? ¿Qué tanta flexibilidad eres capaz o es eficiente pagar? ¿Tienes claridad del impacto que generan los “incidentes de soporte” o errores detrás del desarrollo?

Fuente: Rackspace

Hoy existen buenas herramientas que permiten gestionar este ítem y la gracia es que la infraestructura -impactada por el desarrollo de la “nube”- es cada vez más económica y fácil de administrar. Lo importante es no dejar al final de tus prioridades de rentabilización del negocio este tema. Donde suele ocurrir que “nos acordamos de esta variable”, sólo en momentos en el que el sitio ya no navega en aguas calmas.

Porque de hecho, si lo haces bien, puedes ahorrar entre un 25% y un 70% del costo no sólo en infraestructura (créeme lo he vivido), sino también en operaciones y desarrollo.

La flexibilidad que requieren hoy los equipo comerciales y de marketing para cumplir con los presupuestos de venta y la experiencia de clientes no tiene que ser un ítem inalcanzable. Un foco más para tu estrategia digital. ¿Qué opinas? Siempre se puede estar en un mejor escenario…

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Scroll to Top